El contraste, la síntesis y el equilibrio.


Extraído del texto por Adonay Bermúdez: “Daniel Ortega explora el color, la forma, la textura e, incluso, el espacio. Abraza la tridimensionalidad sin tener que usar el pincel y permite que la pintura mute con la incidencia de la luz.
Contraste, síntesis y equilibrio se postulan como los pilares fundamentales de Organometría, unidos a la dicotomía entre lo natural y lo artificial. Hábilmente Ortega escruta los límites entre lo orgánico y lo geométrico, desestabilizando al espectador que intenta diferenciar entre realidad y ficción, provocando incluso que se pierda en los lares de lo posible.”